Seleccionar página

La aliteración es un término empleado para mencionar a las diversas lenguas tonales que generan la reiteración de un mismo sonido. Cuando se trata de un verso de arte menor la repetición de ser detectada en más de una oportunidad pero en versos de arte mayor, para que pueda catalogarse una aliteración debe hallarse por lo menos unas tres repeticiones.

El término aliteración proviene del latín “adlitteración”; si es observada con detenimiento puedes notar que este término cuenta con tres partes claras capaces de definirse: el prefijo “ad” que significa “hacia”, la palabras “littera” la cual es traducible como letra y el sufijo “ción” que puede determinarse como “efecto y acción”.

Explicando los ejemplos de Aliteración

Este es un recurso literario mayormente empleado en los trabalenguas y en diferentes textos creados para enseñar a los niños como se escucha el sonido de una determinada sílaba. En el ámbito de prosodia la aliteración es aplicada para nombrar la reiteración de la consonante inicial en el inicio de dos términos que se encuentran consecutivos o con una mínima distancia entre sí.

Es decir, la aliteración es la repetición de sonidos consonantes cuando estos comienzan una palabra en una sílaba tónica. Algunos ejemplos de aliteración son:

  • “El crujido de la rama al romperse”.
  • “Ya se escucharon los clásico clarinetes”.
  • “Él es todo un papa paciente”.
  • Entre otras oraciones donde sílabas contiguas o muy cercanas entre sí comparten el mismo sonido o se escuchan casi iguales.

Dentro del área de la poesía, la aliteración es tomada en cuenta  como si se tratase de una figura retórica, la cual tiene como objetivo lograr un efecto completamente sonoro luego de aplicar una aliteración de manera consecutiva, este sonido repetitivo va a nacer de un único fonema o de fonemas relativamente parecidos; por otra parte la aliteración también puede sugerir imágenes completamente asociadas a los sentidos, como por ejemplos de aliteración está el sonido del galope de un caballo o el sonido del agua.

Sea como sea hoy en día la aliteración es considerada un embellecimiento en el texto involucrado en una prosa poética, la cual se encuentra persiguiendo un efecto de sonoridad y musicalidad que cautiva la atención de cualquier lector, sin embargo, el llamado “verso aliterativo” fue simplemente una estructura básica o formal para servir como recurso fundamental en el verso germánico antiguo. Algunos ejemplos de aliteración son: “En el silencio solo se escuchaba, el susurro de las abejas que sonaban”, “La libélula vaga de la más vaga ilusión”, “ Escucha el sórdido son de la resaca, proveniente de una infame turba de aves nocturnas”.