Seleccionar página

En el área del derecho, los abogados cuando redactan o contestan una demanda tienen la posibilidad de introducir en ella una petición sumada al objetivo principal de la carta en el final de la misma, es esto a lo que se le conoce como un otrosí, es así como otrosí es el sustituto del “además” en un escrito informal totalmente ajeno al campo judicial, incluyendolo en el texto como: “otrosi más digo” u “otrosí digo”. Sin importar la razón de la carta los otrosies tienen una ubicación predilecta, luego de que se haya redactado la petición principal de la carta las adicionales se incluyen en el párrafo final, en conjunto con el resumen de la petición inicial que se ha articulado en el documento.

otro-si

Aquellos documentos que tengan un otrosi a la mitad de la petición principal están mal redactados y serán rechazados por el juzgado; no existe límites en la cantidad de otrosies que se pueden incluir en una demanda, de hecho en aquellas ocasiones donde se redacta varias peticiones anexadas a la meta principal, los ejemplos de otrosi deben enumerarse en letras siguiendo un orden, por ejemplo: “En el primero otrosi demando…”, “Segundo otrosí digo…”, “Como tercer otrosi pido…” y demás variaciones en donde se deje en claro las solicitudes de cada petición.

Tampoco existen limitaciones en cuanto a los motivos de los otrosies, estos pueden tener un contenido variable que se adecue a todos los panoramas de un conflicto judicial, entre varias peticiones redactadas como otrosi las mas comunes son: desglose de los documentos originales a los cuales se les cataloga en la demanda o contestación como “documentos adjuntos”, petición de pruebas anticipadas las cuales deben cumplir con todos los requisitos formales que el documento amerita, la solicitud de un perito enviado por el mismo juzgado para que levante un informe, la solicitud de un registro para adquirir un certificado en específico, entre otras situaciones más.

Luego de que se haya terminado la redacción de las peticiones, para finalizar el documento se debe escribir nuevamente la súplica: “esperamos que pueda admitir nuestras peticiones…”, posteriormente se debe esperar la respuesta del juzgado según los otrosies solicitados en el documento. Un ejemplo común de la utilización del otrosi es en una solicitud de cambios en las condiciones de trabajo que le hace el empleado a su jefe, la cual iniciaría la lista de súplicas de la siguiente manera: “El empleador portador de la cédula No., ha solicitado el cumplimiento del siguiente Otrosi, que modifica las condiciones de trabajo en las que se desempeña….”