Morfemas

Los morfemas se tratan de combinaciones de letras, las cuales tienen la finalidad de dar a entender alguna significación, y además se unen para poder formar palabras. Dicho de otra manera, suponen un punto intermedio entre las letras, las cuales no poseen significado, y las palabras, las cuales sí cuentan con significado.

Además, es preciso señalar que, por lo general, es posible diferenciar 2 tipos de morfemas, entre los que suele ser común confundir la definición e interpretar que uno de los grupos no consiste en realidad en un morfema:

  • Lexemas: Igualmente conocidos como “morfemas léxicos”, consisten en aquellos que proporcionan el significado básico de una palabra; es decir, suponen todo lo que es propio de la palabra, eso que no cambia en sus derivados. Como por ejemplo, “cocin-” se trata del lexema que permanece igual en palabras como cocinero, cocina o cocinar. 
  • Morfemas: Son aquellos que se agregan a la raíz de una palabra con el fin de cambiar en parte el lexema, añadiendo una serie de letras, las cuales en diversos casos, tendrán un mismo significado. Esta clase de morfemas podrían dividirse, al mismo tiempo, en:
  • Afijos: Crean una palabra diferente y deben agregarse antes (prefijos) o después de la palabra (sufijos); como por ejemplo, anarquía (sufijo) o supermercado (prefijo).
  • Morfemas flexivos: Se trata de  los que cambian una palabra creando una ligera variación con relación al número, género y/o persona de la misma; como por ejemplo, niños (es un morfema flexivo plural y masculino) o directora (es un morfema flexivo singular y femenino).

Ahora bien, resulta preciso señalar que se conocen como palabras simples esas que se encuentran formadas a través de un único lexema; como por ejemplo, camino, vida o vaso. 

Por su parte, las palabras compuestas consisten en las que están conformadas tanto por morfemas como por lexemas, dicho de otro modo, son las que poseen un prefijo, un sufijo o 2 palabras simples; como por ejemplo, sacacorchos, preinscripción o repensar.

Ejemplos de morfemas

Teniendo todo lo anterior en cuenta, a continuación estaremos presentando varios ejemplos de morfemas según los diversos tipos que existen:

Morfemas Flexivos

  • “a”: Hace referencia al género femenino; como por ejemplo, alta, amiga o roja
  • “o”: Hace referencia al género masculino; como por ejemplo bajo, o alto
  • “s” Hace referencia a pluralidad; como por ejemplo, canciones, personas u ojos

Sufijos

  • arquía (sufijo): Hace referencia a formas de gobierno; como por ejemplo, oligarquía o monarquía.
  • cida, cidio (sufijo): Hacen referencia al acto de matar; como por ejemplo, genocidio o insecticida.
  • ísimo (sufijo): Hace referencia a grados superlativos; como por ejemplo, altísimo o buenísimo
  • ismo: Hace referencia a alguna doctrina política, corriente artística o religión, como por ejemplo, fascismo, cubismo o budismo.
  • itis: (sufijo): Hace referencia a inflamación o alguna otra afección; como por ejemplo, gastritis o artritis.
  • logía: (sufijo): Quiere decir “ciencia”; como por ejemplo, psicología, geología, inmunología o ecología.
  • terapia: (sufijo): Hace referencia a formas de tratamiento de diversas patologías; como por ejemplo, musicoterapia o radioterapia.

Prefijos

  1. an, a. (prefijo): Hacen referencia a negación; como por ejemplo, analfabeto, amorfo, acéfalo o anomia.
  2. auto. (prefijo): Hace referencia a “por uno mismo” y/o “de uno mismo”; como por ejemplo, autocrítico, autodidacta, autómata, autónomo, automóvil o autodestructivo.
  3. anti. (prefijo): Hace referencia a oposición o contrariedad; como por ejemplo, antípodas, anticlerical, antinomia, antídoto o antisemita.
  4. bi  (prefijo): Quiere decir “dos” o “doble”; como por ejemplo, bidireccional, binario, bicicleta o bisexual.
  • co. (prefijo): Hace referencia unión o participación; como por ejemplo, cooperar, coadyuvante, coautor o covalente.
  • hemi (prefijo): Hace referencia a “la mitad de algo”; como por ejemplo, hemiciclo, hemisferio o hemiplejia.
  • hipo (prefijo): Quiere decir escasez; como por ejemplo, hipotensión, hipotiroidismo, hipotermia, hipocrático o hipócrita.
  • i, in, im. (prefijos): Hacen referencia a significado inverso u oposición; como por ejemplo, improbable, impostor, innato, inmortal, ingenuo, infaltable, inmoral, ilegal, ilegible o iluso.
  • intro, intra (prefijo): Quieren decir “hacia adentro”; como por ejemplo, introducción, intramuros, introvertido o intravenoso.
  • super (sufijo): Hace referencia a exceso y/o superioridad; como por ejemplo, supermercado, supersónico, superdotado o superhombre.

Ejemplos de lexemas

Para terminar, señalamos un pequeño listado con algunos ejemplos de palabras que cuentan con lexemas:

  • consum: Como por ejemplo, consumir, consumo o consumidor. 
  • cuadern: Como por ejemplo, cuadernos, cuadernito o encuadernar.
  • culp: Como por ejemplo, culpa, culpar o culpable. 
  • deport: Como por ejemplo, deporte, deportista o deportivo. 
  • difer: Como por ejemplo, diferencia, diferente, diferenciar o diferir. 
  • fune: Como por ejemplo, funeral, funeraria o fúnebre. 
  • histori: Como por ejemplo, historia, histórico o historiador. 
  • lav: Como por ejemplo, lavar, lavatorio o lavarropas. 
  • mar: Como por ejemplo, mares, marino o marítimo. 
  • pan: Como por ejemplo, panadero, panera o panificados. 

Puede servirte: Las conjunciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *